Home Opinió Torredembarra, presupuesto 2020

Torredembarra, presupuesto 2020

190
0
Ya se ha hecho público que el Presupuesto del Ayuntamiento de Torredembarra para el próximo año 2020 sube a 23.008.411,14 euros.
Según este borrador, que se tendrá que aprobar la semana antes de Navidad en un pleno extraordinario con las modificaciones que se pacten con la Oposición, ha aumentado un 6,03% respecto al presupuesto del año anterior, que era de 21,7 millones.
En declaraciones del Sr. Alcalde, esta subida tan llamativa se debe al financiamiento externo (créditos y subvenciones) que prevee contraer el consistorio para destinarlos a inversiones: 1,6 millones de euros y una subvención de 147.000 euros procedentes de la Diputación de Tarragona para convertir en zona verde el parking del carrer Lleida. Aún así, y con el condicionante de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que impide endeudarse  por más cantidad de la que se pueda amortizar, el ratio de deuda seguirá siendo parecido al actual, alrededor del 50%.
El capítulo inversiones está basado en el financiamiento exterior. Fuera del gasto corriente y mantenimiento, el total de gasto en inversión  se sitúa alrededor de los 2,3 millones de euros: aproximadamente unos 700.000 propios y 1.611.000 euros de financiamiento externo, es decir, procedentes de créditos y subvenciones.
Pues resulta que en la provincia de Tarragona hay 50 municipios que incumplen la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria, y 83 que incumplen la regla de gasto, entre ellos Torredembarra. Es decir, que hay 83 municipios que gastan más de lo que Hacienda les permite.
El objetivo de estabilidad es una magnitud que pretende que las administraciones públicas cierren cada ejercicio con un equilibrio de sus finanzas, es decir, que no incurran en déficit al haber más gastos que ingresos. Respecto a la regla de gasto, se trata de una herramienta que sirve para limitar las previsiones de desembolso de las entidades públicas.
Para ello, el Gobierno central fija anualmente un tope en los Presupuestos Generales del Estado respecto a la regla de gasto. El objetivo es que no incrementen sus cuentas en periodos de bonanzas o sean muy optimistas en momentos de recesión.
En el pasado pleno del mes de septiembre se aprobó el Plan económico financiero para el año 2020 de acuerdo con la Ley Orgánica de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, después de que la liquidación del presupuesto del 2018 se aprobara cumpliendo el objetivo de estabilidad presupuestaria, pero no la regla de gasto. Por eso se previó  que el presupuesto del año que viene se rebajaría un millón de euros en relación al actual, de 21.700.364,70 euros a 20.512.305 euros.
Un año más, nos encontramos con un  presupuesto que en vez de bajarlo aumenta. Un presupuesto que no se ha trabajado para que disminuyan las partidas de algunas regidurías fomentando una mejor gestión con menos recursos económicos. No se han elaborado políticas de gestión para que los diferentes departamentos del Ayuntamiento puedan garantizar su funcionamiento con menos recursos económicos, no se busca asesoramiento técnico externo de las administraciones supra-municipales ( Consell Comarcal, Diputación, Generalitat) que nos ahorrarían tiempo y dinero, no se fomenta la formación y preparación de los funcionarios para que puedan dar respuesta rápida y eficiente a las demandas de los ciudadanos, no se buscan recursos técnicos y económicos como subvenciones para que con menos recursos económicos podamos asegurar el correcto funcionamiento del Ayuntamiento.
Otra posibilidad que ahorraría mucho dinero a los municipios del Baix Gaià sería compartir servicios. Se trataría de mancomunar servicios y compartirlos con otros municipios de alrededor con el consiguiente ahorro económico que revertiría en beneficio de los Ayuntamientos implicados.
De lo que se trata es que con menos gasto y menos ingresos podamos cumplir con la regla de gasto sin renunciar a las inversiones necesarias y al funcionamiento de toda la infraestructura municipal. Los ciudadanos de Torredembarra exigimos que nuestros representantes políticos trabajen para ello.
No quiero criticar el aumento de casi un 20% de los sueldos de los concejales que según nuestro alcalde la bonanza económica y el saneamiento de las cuentas lo permiten. Sí les pido que nos rebajen los impuestos y así soportar menos carga fiscal.
Les pido también que trabajen para que el año que viene nos presenten un presupuesto para el 2021 que sea menor y que incluya rebaja de impuestos. Los ciudadanos de Torredembarra se lo agradecerán.
Juan Carlos Hurtado
Ciudadano y contribuyente de Torredembarra