Home Opinió REFLEXIONES SOBRE LAS CONSECUENCIAS DEL COVID-19

REFLEXIONES SOBRE LAS CONSECUENCIAS DEL COVID-19

762
0
Según la Directora de la Càtedra per al Foment de la Innovació Empresarial y profesora del Departament d’Economia de la URV, Mercedes Teruel, los efectos económicos negativos ocasionados por esta crisis sanitaria serán peores en las comarcas del Camp de Tarragona y les Terres de l’Ebre. Por un lado la demarcación tendrá un nivel de vulnerabilidad superior a la mediana catalana, y por otro, que el Baix Penedès, el Baix Camp, el Priorat y el Tarragonès serán las más afectadas por el tipo de actividades predominantes. El Baix Penedès tiene el mayor índice de vulnerabilidad, el 21%. El Baix Camp, el Priorat y el Tarragonès tienen índices de vulnerabilidad entre el 17% y el 18%. Tarragona será sin duda el territorio catalán dónde más afectará la crisis económica.
Ante este panorama nada halagüeño las administraciones públicas ya han empezado a activar medidas.
El Govern de la Generalitat ha aprobado la reducción en un 50% del cánon del agua en los meses de abril y mayo para usuarios domésticos y actividades económicas. Además las familias en situación de vulnerabilidad como consecuencia del coronavirus, podrán solicitar y acogerse al cánon cero.
Ha habilitado una línea de crédito para las empresas de 1.000 millones de euros para mejorar la liquidez a través de entidades financieras. El plazo para devolver los préstamos será de 4 años.
Da una moratoria hasta el mes de septiembre en el pago del impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos.
Llevará a cabo un reforzamiento de la Oficina Técnica de Barreras a la Internacionalización. Esta oficina trabaja para las empresas que tienen problemas para exportar o importar, hace un seguimiento de la evolución de los mercados y ayuda las empresas a buscar proveedores alternativos a través del Portal de la Industria.
Inclusión de la crisis sanitaria al Fondo de Contingencia. El Fondo de Contingencia se destina a atender gastos no previstos inicialmente en el presupuesto de empresas, y que puedan surgir a lo largo del ejercicio.
La Diputación de Tarragona facilita el pago de un préstamo de 22 millones de euros a los ayuntamientos para que puedan garantizar su liquidez, mantener la actividad de las empresas proveedoras y flexibilizar las obligaciones tributarias de la ciudadanía a consecuencia de la crisis del coronavirus. Al mismo tiempo, la institución ha parado provisionalmente el cobro de impuestos a través de BASE.
El Ayuntamiento de Torredembarra ha puesto en marcha un servicio de ayuda a los colectivos más vulnerables en relación a esta pandemia durante el confinamiento. Se pueden beneficiar personas mayores, gente con patologías previas y aquellos que estén en aislamiento o cuarentena. Se realizan tareas como comprar alimentos, comprar medicamentos, prestar servicio de acompañamiento telefónico o también pasear al perro en caso de que el propietario no pueda hacerlo.
También ha decidido retrasar el cobro de los tributos municipales como el Impuesto sobre bienes inmuebles de naturaleza urbana (IBI), el Impuesto sobre actividades económicas (IAE), el impuesto de circulación y los vados, para minimizar los efectos de la crisis por el COVID-19. Cuando haya finalizado el estado de alarma, se comunicarán los nuevos períodos de cobro. Se suspende, de momento, el pago de la zona azul.
También ha decidido retrasar el pago y reducirlo ajustándose a la ocupación efectiva durante el período que dure el estado de alarma de las tasas de ocupación de la vía pública con mesas y sillas, y la ocupación del mercado semanal. Así mismo, la gestión de residuos de los locales industriales, comerciales, de servicios y de actividades profesionales.
Finalmente, se retrasa el pago y se reduce la siguiente cuota, descontando los días que no se ha prestado el servicio, de las Guarderías Municipales, de la Escuela de Música y de las actividades deportivas municipales.
Pues bien, aquí hago mis propuestas para que los políticos del Ayuntamiento de Torredembarra se pongan de acuerdo y las puedan llevar a cabo en beneficio de todos los ciudadanos:
  1. Que los concejales renuncien al 20% de su sueldo, es decir, el aumento que aprobaron en el pleno celebrado el pasado 9 de julio de 2019. Pasarían a cobrar lo mismo que se cobraba en el mandato anterior y así rebajaríamos el Capítulo 1 del Presupuesto. Darían un ejemplo de solidaridad necesario en estos momentos tan difíciles que vamos ha pasar muchos ciudadanos de Torredembarra.
  2. Que las inversiones que están aprobadas en el Presupuesto 2020 y que no sean de inminente necesidad se pospongan para más adelante. Como por ejemplo la conversión la antigua N-340 en un paseo o la conversión del párquing de la calle Lleida en zona verde.
  3. Que los impuestos municipales en los que es competente este ayuntamiento se rebajen en la medida que dure este estado de alarma. Está bien que pospongan el cobro, pero sería de más ayuda a los contribuyentes que tuvieran que pagar menos.
  4. Que a través de los Grupos Municipales con representación en el Parlament de Catalunya se pida al Gobierno Central que aprueben las medidas legales necesarias para que el Remanente de Tesorería de los años 2019 y 2020 se pueda utilizar para ayudas sociales y rebajar impuestos, en definitiva, reducir la carga fiscal que soportamos los torrencs y torrenques
Juan Carlos Hurtado
Ciudadano y contribuyente de Torredembarra