Home Opinió CONOCE TU CÁMARA

CONOCE TU CÁMARA

857
0

Hola a tos@s.

Soy Francisco, Fotógrafo Profesional y actualmente dirigiendo el estudiode fotografía Fotoimag Studio.

Las personas que amamos la fotografía sabemos lo difícil que resulta hacer una buena fotografía, para lo que se necesita tener un buen conocimiento técnico, además de una gran sensibilidad artística.

A partir de ahora y en las próximas publicaciones, os iré transmitiendo mis conocimientos, que he ido adquiriendo a lo largo de  mi larga trayectoria como fotógrafo profesional.

Comenzamos!!

1  CONOCE TU CÁMARA

Voy a explicar los botones y funciones más fundamentales, con los que tenéis que ir jugando y modificando según vuestras necesidades y  familiarizándose con las mismas. (La mayoría de las personas que adquieren por primera vez una cámara réflex, no se lee el manual que viene junto con la cámara, para entender como funciona y lo primero que hacen es empezar a disparar fotos en el modo automático, pero creerme, sólo le tendréis que dedicar unos pocos minutos en echar un vistazo al manual de vuestra cámara de fotos)

Para empezar, tenéis que buscar en el menú de vuestra cámara los formatos de grabación que disponéis, que normalmente suelen venir dos, que son el Raw y el Jpg.

El formato Raw es un formato sin ningún tipo de compresión y almacena toda la información en nuestra tarjeta de memoria, sin ningún tipo de perdida (o sea, si por ejemplo nuestra cámara es de 12 megapíxeles nos producirá un archivo aproximado Raw de 12 MB)

En el argot fotográfico, diríamos que ha producido un archivo Raw que Pesa 12 MB.

Este es el archivo (Raw) que solemos trabajar la mayoría de los profesionales.

Uno de los inconvenientes por ponerle un pero, es que para poder trabajar dicho archivo, necesitamos un programa específico, que además suele venir acompañado con el software que trae nuestra cámara.

El archivo que se crea es solo de lectura y tampoco se pueden imprimir directamente sin antes haberlos procesado con el software antes mencionado.

El formato Jpg es un formato que tiene compresión, con lo cuál tendremos pérdidas en la calidad final de la imagen que hayamos tomado. Es el más estándar que existe y se puede procesar, con cualquier programa de edición que dispongamos.

(Si la cámara es de 12 mega píxeles  producirá un archivo aproximado Jpg entre 3 y 5  MB)

Ahora que entendéis la diferencia entre un archivo Raw y Jpg tenéis que ir probándolos y decidir cuál se adapta más a vuestras necesidades.

Otra cosa importante es la calidad de grabación de las imágenes y lo tenéis que ajustar en vuestra cámara, en la calidad más alta. Pero todo depende del uso que valláis a dar en ese momento, porque a mayor calidad, os ocupará mas espacio en vuestra tarjeta de memoria y por el contrario si lo ajustáis a una calidad más baja, obtendréis más espacio en vuestra tarjeta de memoria a la hora de disparar vuestras fotos. También tenemos otro parámetro en nuestra cámara, que sería los espacios de color. Normalmente casi todas las réflex y también algunas compactas lo traen, y suelen ser dos

(sRGB  y RGB)

Si disparas en el modo Raw ( que hemos explicado antes ) dará igual si eliges sRGB ó RGB, porque este tipo de archivo no tiene asociado ningún espacio de color.

Por eso casi todos los profesionales disparamos en el modo Raw, porque es el auténtico negativo digital, ya que en la cámara los parámetros como por ejemplo, el modo de color y el balance de blancos daría igual como estuviesen configurados, porque es después en la post producción, con el software apropiado donde ajustaríamos todos los parámetros.

Si las fotos que hacéis tenéis pensado de subirlas a Internet ó sólo para verlas en el ordenador, el espacio de color sería sRGB.

Por el contrario, si las fotos las queréis con la finalidad de imprimirlas y hacer ampliaciones grandes, el espacio de color que tendríais que introducir en vuestra cámara de fotos sería RGB.

Si vas a disparar tus fotos en el modo Jpg, yo te recomiendo que configures tu cámara en el espacio de color RGB y tendrás asegurada siempre una optima calidad de imagen. Los colores que se registran en una cámara reflex ó avanzada dependen de la iluminación.

La luz que entra por nuestro objetivo y pasa a través del diafragma se registra en el CCD de nuestra cámara y no es siempre la misma.

Puede venirnos de una luz solar ó una fuente de luz artificial. Es en el menú de nuestra cámara  donde tenemos que configurar el Balance de Blancos.

Es el control que se utiliza para ajustar el brillo de los colores básicos (Rojo,Verde y Azul) RGB. Para que en la foto que realicemos, la parte más brillante de la misma aparezca como color blanco y por el contrario la menos brillante aparezca como color negro.

(Esto es una pequeña explicación para que entendáis que es el Balance de Blancos y  de verdad… no me extiendo más porque considero que es más que suficiente para empezar)

La mayoría de las cámaras disponen de varios ajustes para la configuración del Balance de Blancos, veréis en el menú de la cámara que vienen acompañados de un dibujo pequeño que simbolizan un sol, una nube, una sombra, un fluorescente, etc.… porque cada fabricante de cámaras de fotos pone un dibujo y casi todas ponen un dibujo parecido.  (Yo os pongo el nombre del dibujo y así no habrá confusión)

AWB – El Balance de Blanco es automático en la cámara. (Es el más recomendable , para la mayoría de las situaciones)

SOL – El Balance de Blanco se ajusta para un día soleado en el exterior.

NUBE – El Balance de Blanco se ajusta para un día con nubes ó en una puesta de sol.

SOMBRA – El Balance de Blanco se ajusta para zonas que contengan sombras en el exterior.

FLUORESCENTE – El Balance de Blanco se ajusta para luces de interior fluorescentes.

TUNGSTENO – El Balance de Blanco se ajusta para las típicas bombillas de interior.

FLASH – El Balance de Blanco se ajusta para la utilización del flash.

El ajuste manual es bastante fácil de configurar, sólo os haría falta una hoja de papel de color blanco ó una  Carta de Gris.

En el menú de vuestra cámara buscar el botón de calibración del Balance de Blancos y seguidamente hacer una foto a una Carta de Gris Neutro ó a una  hoja de papel blanco.

De esta manera, con el ajuste manual del Balance de Blancos la cámara se ajustaría automáticamente a las condiciones lumínicas, en la cual queréis hacer la sesión de fotos.

(En teoría tendríais que hacer un ajuste para cada sesión de fotos, si la luminosidad del sitio es diferente ó a variado)

Pero cómo he dicho antes… de momento yo lo dejaría en automático el Balance de Blancos y más adelante sobre la marcha y si veis qué vais avanzando y cogiendo más confianza, ir probando los diferentes ajustes que disponéis. No me extiendo más, porque considero que es suficiente para que tengáis un mínimo de conocimientos, de las posibilidades de configuración de vuestra cámara de fotos. Damos paso al siguiente capítulo… (A que no ha sido tan difícil)

Espero que os haya gustado…en la próxima entrega hablaremos de Los Objetivos.

Un salud@